Acción Social

Desde sus orígenes las cofradías y hermandades tuvieron entre sus fines principales (además de rendir culto a sus imágenes titulares) la asistencia a los necesitados y enfermos de la parroquia, colación, arrabal, barrio o ciudad en la que estuvieran radicadas. También tenían la obligación de asistir a los hermanos enfermos y atender a los difuntos y sus familias siendo obligatorio en la mayoría de los casos, la asistencia de los cofrades a velar el cadaver así como al entierro del fallecido. Esta costumbre fue desapareciendo a lo largo del siglo XX, cuando las mutuas y aseguradoras sustituyeron a las cofradías en la gestión del coste de los entierros. Del mismo modo, la asistencia social y la practica de la caridad disminuyeron notablemente a medida que las instituciones públicas se hicieron con la gestión de la beneficencia pública y la asistencia a los necesitados. Es nuestra intención que la Hermandad Penitencial del Santísimo Cristo del Espíritu Santo recupere el espíritu asistencial de aquellas primitivas hermandades en un ejercicio de responsabilidad social con nuestro entorno más directo, en barrio del Espíritu Santo y la ciudad de Zamora siguiendo los pasos iniciados acertadamente por algunas cofradías de nuestro entorno como la Penitente Hermandad de Jesús Yacente y la Cofradía de Ntra. Sra. de San Antolín o de la Concha. Pretendemos construir un contexto que nos permita desarrollar una acción social comprometida y firme que de sentido a nuestra existencia como hermandad en estos tiempos difíciles. Pero esto no será posible si los hermanos no se comprometen activamente con ella. Necesitamos tu ayuda para que este proyecto crezca y de sus primeros frutos. Te esperamos.