Ya llegó el Viernes de Dolores, sexto viernes de este tiempo de Cuaresma que ya toca su fin, preludio de la Pascua de Resurrección y del aniversario de la Redención del hombre. Esta noche, un año más, y por cuadragésima cuarta ocasión, la Hermandad saldrá a las calles de Zamora a pregonar su fe, e irá en procesión penitencial con la imagen del Smo. Cristo del Espíritu Santo hasta el atrio de la Santa Iglesia Catedral donde se desarrollará el acto de proclamación de la Pasión de Nuestro Señor.
 
La procesión discurrirá por el siguiente itinerario:
 
A las 22,30 horas comenzará la procesión desde la Iglesia del Santísimo Cristo del Espíritu Santo, continuando por la Calle Espíritu Santo, Avda. de la Frontera, Calle Almaraz, Calle de la Vega, Sillón de la Reina, Cuesta del Mercadillo, Rúa de los Notarios, Plaza de los Ciento, Calle Arcipreste, Plaza de Fray Diego de Deza, Plaza de Arias Gonzalo, Travesía del Troncoso, Calle del Troncoso, Plaza de Antonio del Águila y Plaza de la Catedral, donde los hermanos accederán al atrio en el que se proclamará la Pasión de Nuestro Señor y a continuación el coro de la hermandad interpretará el “Christus Factus Est”. Continua la procesión por Plaza de la Catedral, Rua de los Notarios, Cuesta del Mercadillo, Sillón de la Reina, Calle de la Vega, Calle Almaraz, Avda. de la Frontera, Ctra. de Almaraz y Plaza del Espíritu Santo, para retornar al templo de salida.
 
El cartel de este año está realizado a partir de una foto de Carlos Fernando García Andrés que recoje la entrada del Smo. Cristo por la Puerta Santa de la Misericordia abierta en la SI Catedral de nuestra ciudad, el pasado año en la procesión penitencial del Viernes de Dolores que con motivo del Año Santo Jubilar de la Misericordia convertimos en peregrinación jubilar haciendo estación en el interior del tempo.
 
El Viernes de Dolores -sexto viernes de Cuaresma-, llamado también Viernes de Concilio, es el viernes anterior al Domingo de Ramos y está dentro de la semana conocida como Semana de Pasión. Históricamente era un día dedicado fundamentalmente a la virgen bajo la advocación de Nuestra Señora de los Dolores -que también se celebraba el 15 de septiembre-. Sin embargo tras la reforma de Pablo VI la festividad de los Siete Dolores de la Virgen se pasó exclusivamente al mes de septiembre, desapareciendo del calendario litúrgico del sexto viernes de Cuaresma que tradicionalmente se ha seguido llamando Viernes de Dolores.
 
A pesar del cambio en la liturgia oficial, la tradición ha conservado numerosas celebraciones en torno a la virgen que se celebran el Viernes de Dolores (como en Salamanca), muchas de ellas integradas en la Semana Santa, que en numerosos lugares de España, comienza este día. No en vano, el Viernes de Dolores culmina el novenario que la Cofradía de Nuestra Madre de las Angustias dedica a su imagen titular.

Compartir

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TechnoratiSubmit to Twitter