El pasado domingo, domingo de Pasión, celebramos la Función Principal de la Hermandad, con una Eucaristia aplicada en sufragio del alma de los hermanos difuntos y el desarrollo del rito de entrada de nuevos hermanos.
 
La misa fue aplicada de manera especial por el alma de nuestro benefactor José Alonso -que donó la Cruz Guía junto a su familia-, y quien fuera nuestro capellán y párroco del Espíritu Santo D. José María Alonso Rico.
 
El capellán en su homilía nos invitó a reflexionar sobre nuestra identidad cofrade, que nos hace seguir a un resucitado, a Cristo que triunfa sobre la muerte. A vivir, no para nosotros, si no para Dios.
 
Posteriormente se procedió al rito de entrada de hermanos, con solemne profesión de fe, promesa de cumplimiento de estatutos e imposición del cíngulo penitencial.
 
El Abad dirigió a los nuevos hermanos las siguientes palabras:
 
"Hermanos que este año os incorporáis a nuestra Hermandad Penitencial del Smo. Cristo del Espíritu Santo.
 
Os invito a que vuestra pertenencia a la hermandad sea una muestra de compromiso cristiano y cofrade. A que guardéis y hagáis guardar los estatutos por los que se rige esta cofradía, y cuyo cumplimiento vais a prometer, y a trabajar, con el cabildo menor para que nuestra corporación pueda cumplir los fines litúrgicos y sociales, a los que fue exhortada por nuestro obispo diocesano cuando signó, con su sello, estas reglas por las que nos gobernamos.
 
A promover la fe y la piedad, a practicar la penitencia, e incrementar el culto público a nuestro redentor, bajo la Advocación del Cristo del Espíritu Santo, así como a fomentar una vida más perfecta, en comunión con la iglesia universal. Que el cíngulo que vais a recibir, sea para vosotros, símbolo de pureza y vida cristiana, como así ha sido a lo largo de la historia de la iglesia.
Así os lo pido como abad de la Hermandad, y os encomiendo a la bendita imagen de nuestro Smo. Cristo del Espíritu Santo, titular de esta parroquia, donde tenemos establecida nuestra sede canónica, y de la Hermandad que nuestros hermanos fundaron el 12 de diciembre de 1974 para mayor honra y gloria de nuestro Señor. Amen".
 
Tras la Profesión de Fe, el capellán bendijo los cíngulos con la siguiente oración:
 
"Bendice Señor estos cíngulos, con los que estos hermanos ceñirán sus hábitos para acompañarte, símbolo desde antiguo de pureza y vigilancia espiritual, y recuerdo del flagelo con el que te martirizaron. “Cíñelos Señor, con el cinturón de tu pureza”.
 
Tras esto fue impuesto el cíngulo penitencial a cada uno de los nuevos hermanos con la fórmula:
 
“Cíñelo Señor, con el cinturón de tu pureza”.
 
El Smo. Cristo presidió la celebración desde el presbiterio de la Iglesia en el que ha permanecido desde la celebración del triduo en su honor.
 
 
Foto: Archivo de la Hermandad.

Compartir

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TechnoratiSubmit to Twitter