Quizás sea el campanil procesional uno de los elementos más singulares de la procesión de la hermandad y de la Santa de Zamora. Sin que constituyera una necesidad litúrgica básica para la procesión, los fundadores de la hermandad deseaban que el cortejo del Santo Cristo por las calles de Zamora estuviera acompañado por el sonido fúnebre de una campana -que propalara a lo largo del itinerario el tañir de las campanas de la iglesia del Espíritu Santo-.

Campanil Procesional Hdad. Espíritu Santo (Zamora)

Campanil procesional Hdad. Espíritu Santo


En 1977 Miguel Fernández Calles diseña y realiza en forja las andas sobre las que se portaría el campanil. El conjunto está formado por una estructura de arquillos góticos adornados con faroles y sobre los que apoya el yugo de la campana. Al igual que las del Santo Cristo, los laterales de las andas se cubren con faldillas de estameña blanca, con el emblema de la hermandad rodeado de una orla vegetal.

La campana, de la que no se conoce procedencia ni fecha exacta de fundición –si bien por su tipología podemos aproximarla a las últimas décadas del siglo pasado-, fue adquirida en Salamanca a Valentín Cabrillo García -heredero de una larga saga de campaneros salmantinos-, y lleva por nombre Santiago Apóstol.

En la procesión del Viernes de Dolores el campanil es portado por doce hermanos. Su situación abriendo el cortejo procesional cumple la misma función que a lo largo de la historia han desarrollado “avisadores” o “muñidores” que anunciaban a la gente la presencia de cristo en las calles y que hoy se mantiene en la figura del “barandales” que abre algunas procesiones de la ciudad.

Campanil Procesional Hdad. Espíritu Santo Zamora

Compartir

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TechnoratiSubmit to Twitter