Nombramiento de Gregorio Martínez Sacristán como capellán de honor.

El Cabildo Mayor Ordinario de la Hermandad Penitencial del Santísimo Cristo del Espíritu Santo celebrado el 21 de febrero de 2015 aprobó por unanimidad la propuesta del Cabildo Menor, de proponer –en cumplimiento del artículo 15.4 de sus estatutos vigentes–, el título de capellán de honor a Gregorio Martínez Sacristán, obispo diocesano de Zamora.

 Este título protocoliza y reconoce la guía pastoral que el obispo diocesano ejerce sobre las cofradías y hermandades en general y sobre nuestra Hermandad en particular, con la esperanza de que,siguiendo sus enseñanzas, testimonio y ejemplo, podamos ser –tal y como nos recordaba el papa Francisco en la homilía de la Jornada Mundial de las Cofradías y la Piedad Popular– "ese tesoro de la iglesia, pulmón de fe y de vida cristiana, y esa fragua de santidad donde muchos han vivido con sencillez una relación intensa con el Señor”.

El obispo aceptó gustosamente el nombramiento, lo que supuso un honor para nuestra corporación, que cada Viernes de Dolores peregrina al atrio de la Santa Iglesia Catedral, sede y símbolo del magisterio del obispo, para realizar una estación penitencial en la que D. Gregorio nos ha acompañado siempre que la salud y su agenda se lo han permitido.

 El nombramiento se llevó a cabo el 21 de febrero, en el marco de la celebración del tercer día del Triduo en honor del Santísimo Cristo del Espíritu Santo.

 La hermandad, a través de su abad, le recibía con estas palabras:

 

Ilmo. y Rvdmo. Sr. Obispo, sacerdotes, presidentes y directivos de cofradías y hermandades, hermanos y hermanas de la Hermandad Penitencial del Smo. Cristo del Espíritu Santo, miembros de la comunidad parroquial del Espíritu Santo, hermanos todos en el Señor:

 

Hoy es un día importante para la corta, pero intensa vida de esta Hermandad. En este II Domingo del tiempo de Cuaresma, tercera jornada del Triduo en Honor del Smo. Cristo del Espíritu Santo, titular de nuestra corporación y de esta parroquia que nos acoge, recibimos como Capellán de Honor al pastor de nuestra diócesis, a nuestro obispo D. Gregorio Martínez Sacristán. Tal y como ha referido el secretario, el nombramiento responde al acuerdo que el cabildo mayor de la cofradía, reunido en sesión ordinaria, tomó el pasado 21 de febrero de 2015. Hace justo un año.

Desde un punto de vista normativo este acuerdo no hace sino cumplir el artículo 15.4 de nuestro código estatutario que prescribe que “se propondrá el título de Capellán de Honor a los prelados que ostenten la Sede Zamorana”. En realidad este artículo supone un mero formalismo ya que nuestro obispo, como pastor de la Diócesis y sucesor de San Atilano en la sede zamorana, es de facto el capellán de todas las cofradías radicadas en ella, tarea para la que se auxilia de otros sacerdotes que ejercen de directores espirituales de las mismas.

Según nuestros estatutos, las tareas fundamentales de un capellán son: “ejercer el ministerio pastoral a favor de la Hermandad, la animación y formación espiritual de los hermanos, contribuir a que la Hermandad mantenga siempre su carácter eclesial y su finalidad religiosa, fomentar la sintonía y participación de la Hermandad en los planes pastorales diocesanos de acuerdo con sus objetivos, presidir los actos de culto que organice la Hermandad y los desfiles procesionales correspondientes, y así como asistir a las reuniones de Cabildo Mayor y de Cabildo Menor”, tareas, que como veremos, nuestro obispo, bien en persona o a través de capellán que ha provisto para nuestra Hermandad, D. José María Diego, cumple fielmente.

Pero retrocedamos algunos años. El 15 de diciembre de 2006, SS el Papa Benedicto XVI, a través de la Bula de Nombramiento, pedía a D. Gregorio que procurara “ejercer este importantísimo ministerio episcopal de tal manera” que, con su ejemplo, los fieles que se le habían confiado pretendieran buscar, ante todo, la santidad de vida, a la que todos los fieles de Cristo estamos llamados, y lo hacía, recordando las palabras del Apóstol Pablo: “ésta es la voluntad de Dios, vuestra santificación (1 Tes. 4,3)”.

Pocos meses después, el 4 de febrero de 2007, la Santa Iglesia Catedral acogía su Consagración Episcopal en la que, a través de la imposición de manos, se le transmitía el don de la sucesión apostólica y se le agregaba al Colegio Episcopal como sucesor de los Apóstoles.

En su primera alocución al pueblo de Zamora -y recordando su vinculación con el mundo de la catequesis-, manifestó su deseo de continuar, con renovado vigor, la labor de “transmitir, proponer y acompañar la vocación más sublime que el hombre haya podido recibir, que es la de haber sido creado por Dios Padre, redimido por su Hijo Jesucristo, santificado por el Espíritu Santo y conducido, en la comunión de la Iglesia, hasta la vida eterna”. En ella invitó a las cofradías y hermandades a vivir nuestra fe con orgullo y valentía, a no esconderla debajo del celemín, sino a manifestarla a plena luz del día. La sentencia “Segregatus in Evangelium Dei” (Escogido para el Evangelio de Dios),  frase tomada del apóstol Pablo y que D. Gregorio ha elegido como lema de su episcopado, responde de manera fehaciente a esa vocación de servicio pastoral a la se refería en aquella primera intervención como obispo de nuestra Diócesis.

La Bula de Nombramiento a la que antes me refería, también exhortaba al pueblo santo de Zamora a recibir a su obispo con gozo, y a permanecer en comunión con él. Y es precisamente esa comunión con nuestro obispo, la que trata de protocolizar este nombramiento, que reconoce la guía pastoral que el obispo diocesano ejerce sobre las cofradías en general y sobre nuestra Hermandad en particular, con la esperanza de que, siguiendo sus enseñanzas, testimonio y ejemplo, podamos ser -tal y como nos recordaba el Papa Francisco en la homilía de la Jornada Mundial de las Cofradías y la Piedad Popular-, ese “tesoro de la iglesia, pulmón de fe y de vida cristiana, y esa fragua de santidad donde muchos han vivido con sencillez una relación intensa con el Señor”.

  1. Gregorio es nuestro pastor, el guía de esa barca diocesana en la que, conducidos por el Espíritu Santo, navegamos y tratamos de cumplir cada día los fines que nos encomiendan nuestros estatutos: “promover la fe y la piedad, practicar la penitencia e incrementar el culto público a nuestro redentor, así como fomentar una vida más santa”.

Durante su pontificado se han sucedido diferentes capítulos importantes para la vida de esta humilde corporación, como el 800 Aniversario de la Consagración de este templo parroquial del Espíritu Santo que hoy nos acoge, el L Aniversario del Hallazgo de la Imagen del Smo. Cristo titular de la parroquia y nuestra cofradía, así como el XL Aniversario de la Constitución Canónica de nuestra Hermandad, acontecimientos a los que nuestro obispo se sumó de forma activa y a los que contribuyó con su magisterio y guía espiritual.

Pero más allá de efemérides y aniversarios, para nosotros es importante saber que nuestro obispo va a estar ahí siempre que la Hermandad lo necesite, tanto para aconsejarla o refrendarla, como para reprenderla –que esto también es importante a veces-, cuando lo considere necesario para el mejor desarrollo de nuestros fines espirituales.

  1. Gregorio ha aceptado gustosamente materializar, mediante este acto público, esa Capellanía de Honor que, como ya he mencionado, de facto le pertenece. Agradecemos su gesto que es todo un honor para nuestra corporación que, cada Viernes de Dolores, peregrina al atrio de la Santa Iglesia Catedral, sede y símbolo del magisterio del Obispo, para realizar una estación penitencial en la que nos ha acompañado siempre que la salud y su agenda se lo han permitido.

Desde aquí le invito, y esto es una osadía por cuanto vamos a su casa, a acompañarnos el próximo Viernes de Dolores de este Año Jubilar de la Misericordia, en el que la Hermandad tratará de que todos sus hermanos, en comunidad fraternal, ganen el jubileo convocado por SS el Papa Francisco, atravesando la Puerta Santa de nuestra Catedral y ofreciendo el contexto adecuado para que todos lleguemos a ese momento en las condiciones sacramentales y de oración necesarias para conseguirlo.

Ojala, tal y como nos recordaba el Vicario General la tarde de su consagración, en aquel mes de febrero de hace nueve años, “sepamos ver siempre en el rostro de D. Gregorio, el rostro inefable de Jesucristo, nuestro Pastor pleno y definitivo. Unidos todos entrañablemente a él, sentiremos el gozo del evangelio, viviremos el misterio de la iglesia diocesana y serviremos como cristianos a la sociedad zamorana”.

Que el Smo. Cristo del Espíritu Santo, y la Sma. Virgen de la Victoria, patrona de Villarejo de Salvanés, su pueblo natal, le ayuden a perseverar en esta tarea.

Don Gregorio, acepte este nombramiento que condensa el cariño y la obediencia que esta "su" Hermandad Penitencial del Smo. Cristo del Espíritu Santo que me honro presidir, le profesa.

 

Juan Antonio Haedo García

21 de febrero de 2016, día de San Germán Abad.

 

En el día de hoy lamentamos comunicar el fallecimiento de nuestro hermano José María Lozano Lorenzo tras padecer una larga enfermedad.

La capilla ardiente se encuentra instalada en el tanatorio de la Funeraria La Soledad (C/ Horta 10). La misa exequial se celebrará mañana 3 de diciembre a las 11.30 hrs. en la iglesia de San Juan de Puertanueva.

José María Lozano fue hermano fundador de nuestra hermandad, ejerció de consultor artístico y fue el autor del escudo de la misma. Colaboró con su hermandad siempre que se le solicitó prestando su equipo de sonido para el desarrollo del acto penitencial de la catedral durante los primeros y duros años de andadura de nuestra cofradía.

Rogamos a todos los hermanos una oración por el eterno descanso de su alma, así como pedimos a nuestro Smo. Cristo del Espíritu Santo que lo acoja en su gloria para que comparta con el la vida eterna.

Dale Señor el descanso eterno,
y brille para él la luz eterna.

Descanse en paz.

Viernes, 2 de octubre de 2015.

Crónica del cabildo menor.

A las 20,30 hrs. se abría el Cabildo Mayor Extraordinario para elección de abad con el rezo de preces, dirigido por el abad, en el que invocamos la intervención del Espíritu Santo para que los comicios se desarrollaran dentro del clima fraternal que debe caracterizar a nuestra Hermandad.

Tras esto, se constituyó la mesa de edad, y y el secretario dio lectura a las candidaturas presentadas, habiendo llegado en el tiempo y la forma establecidas, solo la del actual abad saliente, D. Juan Antonio Haedo.

Establecidos los criterios de voto se abrió la votación que se prolongó hasta las 22 hrs. Tras el cierre de la urna se procedió a el escrutinio de los votos que arrojó el resultado siguiente:

Candidaturas presentadas: 1 (Juan Antonio Haedo).
Votos emitidos: 73
Votos a favor de la candidatura: 70
Votos en contra: 1
Votos en blanco: 2
Votos nulos: 0

Ante este resultado el secretario proclamó nuevo abad electo de la Hermandad al candidato Juan Antonio Haedo.

El nuevo abad tomó la palabra para agradecer la presencia de los hermanos que habían ejercido su derecho al voto, agradecer a los cuatro miembros salientes del cabildo menor y presentar a los que le acompañarán en esta legislatura que serán: Antonio de la Higuera Sampedro, Jose Manuel de Uña Jimeno, Ignacio Fernández Mayo, Luis Miguel Apellaniz Coco, Miguel Ángel Bragado Domínguez, Rubén Sánchez Domínguez, David Alonso Martínez, Raúl Sánchez Madruga, Jose María Gago Merino y el párroco Jose María Diego Pascual.

Posteriormente esbozó las principales líneas de trabajo que marcarán su gestión al frente de la hermandad, que serán continuistas con el proyecto anterior, mejoras administrativas y de gestión interna, reforzamiento de los aspectos litúrgicos y de formación cofrade, consolidación y ampliación del trabajo del área de Acción Social, reformas legislativas y normativas, conservación del patrimonio etc.

El Abad y el cabildo menor saliente se mantendrán en sus cargos hasta que nuestro obispo D. Gregorio Martínez Sacristán ratifique los resultados de estos comicios y a Juan Antonio Haedo como nuevo abad, momento en el que el nuevo cabildo menor tomará posesión de sus cargos.

Fotos: Archivo de la Hermandad y Javier de la Fuente / La Opinión de Zamora.

Por medio de la presente, y en cumplimiento del artículo 21 de nuestros Estatutos te convoco al Cabildo Mayor Extraordinario que tendrá lugar, D.M., el próximo día 2 de Octubre de 2015, viernes, a las 20,30 horas en el Salón de actos de la Junta Pro-Semana Santa de Zamora ( C/ Orejones ).
 
El orden del día será el siguiente:
 
1º. Rezo de Preces.
2º. Elecciones a Abad.
 
En el proceso electoral será plenamente aplicable el artículo 21 de nuestros vigentes Estatutos:
 
 
Art.21: Tras el final del período de mandato del Cabildo Menor  se procederá a la elección del Abad de la siguiente forma:
 
a) Con un plazo de 15 días, anteriores a la fecha de elección, hecha pública previamente por el Cabildo Menor, se abrirá un tiempo de presentación de candidaturas por carta certificada al secretario, que finalizará 24 horas antes del día en que se celebren las elecciones. En el sobre, debidamente cerrado y en el lugar destinado al remite, figurará de forma bien visible la palabra candidatura. Los sobres se abrirán y se  hará  público  su contenido durante la sesión del Cabildo Mayor, convocado con este fin exclusivo de la elección.
b) En cada candidatura figurará el nombre y apellidos de aquel hermano que tenga intención de presentarse a la elección para el cargo de Abad de la Hermandad; pudiendo a su voluntad, hacer figurar los nombres y apellidos de los hermanos que formarán parte de su equipo, en el caso de ser elegida la candidatura por él presentada. Sólo podrán formar parte del Cabildo Menor los hermanos mayores de edad civil que no pertenezcan a ninguna Junta Directiva de otra Cofradía, Hermandad o Sección integrada en la Junta Pro-Semana Santa. El Abad además deberá tener una antigüedad mínima de cinco años en la Hermandad.
c) De entre todas las candidaturas presentadas, los hermanos asistentes votarán aquella que estimen más oportuna. La candidatura que haya recibido más del 50% de los votos emitidos por los asistentes al Cabildo Mayor será elegida en primera votación. Si ninguna candidatura hubiera obtenido 
 
esta mayoría, se procederá a una segunda votación entre las dos candidaturas que mayor número de votos hubieran recibido en la primera elección; y resultará elegida aquella cuyo número de votos sea superior a la otra u otras, en caso de empate en la primera elección. En el caso de haberse presentado exclusivamente una sola candidatura, sólo podrá resultar elegida, bien en primera, bien en segunda votación, cuando alcance más del 50% de los votos emitidos por los asistentes. En caso de no obtener dicha mayoría en ninguna de las dos primeras votaciones, saldrá elegido el candidato, en tercera votación, con la mayoría simple que consiga.
d) Una vez realizada la elección, el candidato electo hará público, en la misma sesión de Cabildo Mayor, los nombres y apellidos de los hermanos que formarán parte de su equipo o Junta Directiva.
e) En el caso de no haberse presentado ninguna candidatura durante el plazo previsto en el “ apartado a) “ de este mismo artículo, éstas se podrán presentar en la misma sesión de Cabildo Mayor convocada con el fin exclusivo de la elección.
Si en ésta tampoco se presenta ninguna candidatura, se prorrogará el mandato del Cabildo Menor cesante hasta el próximo Cabildo Mayor Ordinario. Sólo en este caso podrán celebrarse las votaciones en Cabildo Mayor Ordinario, siguiendo las directrices señaladas en este artículo.
 
De esta manera, las candidaturas deberán presentarse por carta certificada dirigida al Secretario a la siguiente dirección: José Manuel de Uña Jimeno, C/ Morales nº 21 –Atico B, 49028, Zamora. En la candidatura deberá constar los nombres y apellidos de los hermanos que deseen presentarse a la elección para el cargo de Abad; pudiendo a su voluntad hacer figurar el nombre y apellidos de los hermanos que formen parte de su equipo en el caso de ser elegida la candidatura por él presentada. El sobre donde conste la candidatura deberá estar debidamente cerrado y en el lugar destinado al remite deberá constar bien claro la palabra “candidatura“. El plazo para la presentación de candidaturas se abrirá el día 17 de Septiembre de 2015 y se cerrará a las 20,30 horas del día 1 de Octubre de 2015. En caso de no presentarse ninguna candidatura en este plazo, estas se podrán presentar en la misma sesión del Cabildo Mayor Extraordinario de 2 de Octubre de 2015. El plazo para ejercer el derecho al voto será hasta las 22,00 horas del 2 de Octubre de 2015, tras lo cual se procederá al escrutinio y proclamación del Abad electo.
  
Según el art. 8 a de nuestros estatutos podrán ejercer el derecho a voto los hermanos y hermanas mayores de edad. El cabildo menor requerirá para ejercer el voto DNI o documento acreditativo para la identificación de los hermanos.
 
 
Fdo. José Manuel de Uña Jimeno
SECRETARIO

El próximo sábado 12, tal y como marcan nuestros estatutos, celebraremos la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, en honor del Triunfo de la Santa Cruz del Redentor que la iglesia universal conmemora el 14 de septiembre.

A las 19 hrs. se celebrará la Eucaristía presidida por nuestro capellán D. José María Diego, ante la bendita imagen del Santísimo Cristo del Espíritu Santo, con el acompañamiento musical del coro de la Hermandad.

Seguidamente la hermandad y los mayordomos del año en curso ofrecerán un refresco a los asistentes. A lo largo de la jornada se celebrarán un concurso de dibujo infantil y varios concursos de cocina y repostería.

Durante la fiesta y los días posteriores se recogerán donativos, alimentos no perecederos, productos de limpieza e higiene y ropa, y material escolar.

La colecta de la eucaristía será enviada a la Fundación Vaticana de Ayuda a la Iglesia Necesitada para ayudar a los cristianos perseguidos. También se habilitará una urna para recoger donativos destinados a cubrir el tratamiento de la niña zamorana Sara Gato afectada por el Síndrome de Sprengel, Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) y déficit en la hormona de crecimiento.

Se ruega a los hermanos y fieles en general, acudan a estos actos.

 

Fiesta de la hermandad 2015
Fiesta de la hermandad 2015

 

Un año más se celebró con solemnidad la fiesta del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo. La procesión con "Su Divina Majestad" partió de la Santa Iglesia Catedral tras la Santa Misa Pontifical presidida por nuestro obispo D. Gregorio.
al llegar a la Plaza Mayor nuestro obispo impartió la bendición desde el altar levantado por la priostía de la Cofradía de Ntra. Sra. de San Antolín o de la Concha y presidido por la Sma. Virgen y el Smo. Niño.
Tras ello el Santísimo fue trasladado bajo palio a la iglesia de San Juan de Puertanueva acompañado por la Cofradía Sacramental de la Parroquia de San Juan y San Vicente.
La Hermandad, atendiendo la invitación cursada por el Cabildo Catedral, acudió un año más a acompañar al Smo. Sacramento con una representación, encabezada por nuestro abad, Juan Antonio Haedo, y formada por miembros de su cabildo menor, mayordomos y alguno de nuestros hermanos más jóvenes. Uno de los mayordomos del año, Ignacio Ferández, portó el pendón, símbolo corporativo de la Hermandad, estrenado este año con motivo del XL Aniversario de la Constitución Canónica de la Hermandad.
La Hermandad procesionó en el tramo de hermandades y cofradías penitenciales. Siguiendo una antigua tradición, en la procesión las hermandades se colocan por riguroso orden de antigüedad, quedando las más antiguas en la posición preeminente más cercana al Santísimo, por lo que nuestra corporación procesionó detrás de la Cofradía de la Virgen de la Esperanza y delante de la Hermandad de Penitencia.
Fotos: Ceferino Santamaría, Victor L. Gómez y Cofradía de la Santísima Resurrección.